Cuando el marido vio a la nana nueva el pensamiento de un trío con la esposa y niñera lo invadió. Él acompañó a la habitación a la jovencita quien de inmediato quiere cambiarse, pero detrás de la puerta espiando está el esposo que es pillado por su compresiva señora que lo lleva junto a esa hermosa nena. El polvo comienza donde las dos van a gozar de ese ardiente pene que tendrá la dureza suficiente como para dejar contentas a ambas.