Las hijastras quieren jugar poker y perderán, para pagar deberán coger al padrastro de la otra. Una es morena, la otra latina gordita y culona, ambas emocionadas cuando los cablleros aceptan que se una a la partida, pero cuidado, han perdido tanto que comienzan a desnudarse. Las apuestas suben hasta que al final no queda mas salida, sentarse en la verga de los ganadores.