Esposa y una invitada bien fornidas van a llevar al suetudo al placer total con sus carnosas vaginas. La pareja invitará a su colega, otra mujer grandota o casi gorda de enormes tetas. Juntas en la cama mezclan acciones lésbicas y hetero donde se saboreara´n las conchas y se montan en esa verga que hace un festín mirando el ir y venir de tremendos pechos a los que llenará de semen.