Le dolía la garganta pero queda estupefacta cuando el doctor comienza a meter dedos al culo y luego se la mete a fondo. Déjeme ver, abra la boca le dice, pues lo que le duele es la garganta. Recuéstese de culo al cielo le dijo, sorprendida lo hace, los ojos se desorbitan cuando siente un dedo al ojete. Inmóvil por el tratamiento lo deja seguir. Cuestión que el anal empieza llevando a la jovencita a un placer tremendo, y claro, al parecer, este médico considera que el semen en la boca es bueno para el dolor de garganta.