Vergas curvadas y duras van a dejar aniquilada a la flaca tras una doble penetración sin descanso. A simple vista es una nena delicada, pelo largo y negro, rostro de suavecita pero en realidad es una viciosa. En cuanto llega a donde dos machos la esperan no tarda en quedar con verga en su boca. De a poco la van llevando, primero en la concha, luego por atrás, de repente ambos, uno por cada agujero, la hacen vibrar de placer logrando lo máximo cuando de parada las dos vergas siguen en su interior.