Short enterrado en el ojete deportivo de Amirah que se gana una cogida bien puesta en el gimnasio. Ver corriendo a Amira Adara con pantalones cortos separando sus carnosas nalgas despierta el deseo sexual a cualquiera. Y en la sala de ejercicios ya nada detiene la excitación. Pechos descubiertos y a mamar, el trasero se lleva las miradas, mientras el flaco se prepara para lo que todos queremos ver.